Cómo cultivar tus propios alimentos - ONIE Project

Cómo cultivar tus propios alimentos

Posted by ONIE Project on 03/22/2018

¿Alguna vez has logrado que la semilla brote, pero después de unos días encuentras a la pequeña mata muerta? ¡O tal vez has sembrado una semilla, la has regado y has esperado y esperado para que crezca y nada! Hacer que una semilla brote es un poco difícil, pero si sigues estos pasos lo lograrás.

Primer Paso: Escoge tu planta!

No importa lo que quieres sembrar, marzo es el mejor tiempo para comenzar. Algunas plantas (tomates, calabacines, pepinos, pimientos, calabazas y sandía) necesitan clima cálido para comenzar a crecer mientras que otras (espinaca, brócoli, coliflor y lechuga) necesitan un poco más de frio. Marzo tiene de los dos climas así que casi cualquier semilla podrá brotar. ¿Sabías que puedes comprar semillas con los beneficios del programa SNAP en cualquier tienda que las venda y acepte los beneficios?

Segundo Paso: Encuentra un espacio para tus plantas

¿Tienes espacio adentro o afuera? Si vas a comenzar tus plantas adentro, necesitaras ponerla en un lugar donde les dé luz fácilmente por lo menos 12 horas (15 horas es lo ideal). Pero si las vas a comenzar afuera, trata de hacer un invernadero pequeño de cartones o contendores plásticos. Asegúrate de hacerle huecos pequeños para que fluya aire y ponlas afuera donde les dé bastante sol.

Tercer Paso: Mantén la tierra húmeda

Escoge un recipiente para sembrar a tus semillas. Este puede ser un cartón de leche, de huevos, un contenedor específico para semillas, etc.). Añade tierra (de una bolsa de “potting mix”) al recipiente donde planeas sembrar. Añade agua, pero no mucha, suficiente para que la tierra quede húmeda. ¡Es importante mantener la tierra húmeda (no empapada) todo el tiempo para que la semilla crezca!

Cuarto Paso: ¡Siembra tus semillas!

Pon 2-3 semillas en un hoyo porque así tendrás más oportunidad de que por lo menos una crezca. El hoyo debe ser 2 veces más profundo que el tamaño de la semilla. Algunas semillas pequeñitas simplemente pueden ser puestas encima. Si tienes espacios para sembrar más, asegúrate de haya suficiente espacio entre ellas para que sea más fácil trasplantarlas cuando llegue la hora.

Quinto Paso: ¡Mira cómo crecen!

Las semillas comenzaran a brotar unos días o semanas después de que las siembres. Si están afueran, van a demorar un poco más. Cada cierto día revisa la tierra para asegurarte de que este húmeda. Es probable que tengas que añadir agua a las plantas de adentro frecuentemente que a las de afuera.

¡Último paso! ¡Trasplanta!

Cuando tus plantas tengan varias hojas y parezcan estar muy grande para su contenedor es hora de moverlas a un lugar permanente. Puedes plantarla en el suelo o en una maceta grande. Sí vas a mover a tus plantas de adentro a fuera tienes que prepararlas para el cambio. Ponlas afuera por unas horas cada día, y gradualmente aumenta el tiempo que permanecen a fuera durante 4 o 5 días para que así se ajusten al viento y bajas temperaturas. Si comenzaste afuera, trasplantarlas al suelo u otra maceta es más fácil porque estas ya están a climatizadas y listas para seguir creciendo.

No te lo pierdas! En nuestro próximo video-blog enseñaremos cómo trasplantar las plantas y escoger el mejor lugar para ponerlas. 

Share:

Watermelon
Contact

Please click the link below to get in touch with a member of our staff.

Contact ONIE
Connect

Connect with us and share with your friends!

Peach