La verdad tras el pavo - ONIE Project

La verdad tras el pavo

Posted by ONIE Project on 11/11/2016

La verdad tras el pavo: Más allá de las etiquetas

Sabemos que pronto comenzaras a planear el menú para el Día de Acción de Gracias. Sí el pavo es parte de este, queremos ofrecerte una guía de como escoger el mejor. En nuestro viaje al supermercado para evaluar los pavos en venta descubrimos que muchas de las designaciones en los paquetes de estos eran confusas. Los pavos congelados están comúnmente etiquetados como “natural,” aunque han sido inyectados con una solución de sodio, especies, químicos y saborizantes artificiales. Cuando compras un pavo inyectado con una solución, estas comprando menos carne. Por ejemplo, si compras  un pavo de 10 libras con una solución natural de 15%, entonces 1.5 libras son de agua y tu habrás perdido dinero.

¿Cuáles son tus opciones?

Opción 1:

Si te es posible, elije un pavo que no haya sido inyectado con una solución salina. Si te preocupa que vaya a quedar seco después de cocinarlo, puedes remojarlo en tu propia solución casera. Aquí te ofrecemos algunas ideas: 

  1. Remoja el pavo en agua con sidra de manzana (1 parte de sidra y 7 partes de agua)
  2. Derrite un poco de mantequilla sin sal y añádele hierbas, cascara de naranja rallada y otras especies. Pon esta mezcla sobre la carne (no la piel) antes de cocinar.
  3. Inyecta el pavo con una solución de caldo de vegetal sin sal añadida antes de asar.
  4. Llena el pavo con tajadas de naranjas y limones y especies como el romero, tomillo y dientes de ajos. Después de asarlo, desecha las frutas.

Opción 2:

Si no es posible conseguir un pavo que no haya sido inyectado con una solución, trata de escoger el pavo que tenga la menor cantidad de solución salina. En estos casos es más saludable no remojar el pavo en una solución cacera antes de cocinarlo. 

Encuentra la cantidad de la solución en la parte delantera del pavo en letra pequeña. También, revisa la cantidad de sodio añadido en la etiqueta nutricional. Una porción de pavo de 4 oz normalmente contiene 70 mg gramos de sodio. Si la etiqueta dice que una porción de 4 oz tiene 170 mg de sodio, entonces 100 mg de sodio fueron añadidos por la solución.

Otros puntos para considerar:

Muchas de las designaciones en los paquetes de pavo son tácticas de marketing. Infórmate sobre lo que significan:

  1. Premium (Alta Calidad) – Esta designación no tiene mucha importancia, cualquier compañía puede llamar a su pavo “Premium.” En realidad esto no quiere decir que ese pavo sea de mejor calidad que otro.
  2. Natural (Natural) – La idea tras esta etiqueta es identificar a los pavos que no contienen ningún saborizante artificial, colorante, preservativo, químico e ingredientes sintéticos. Pero, no hay un estándar o definición sobre lo que es natural, tampoco hay manera de verificar que el pavo no haya sido alterado. El uso de esta etiqueta es una estrategia de marketing.
  3. Gluten-Free (Sin Gluten)  – Los pavos no contienen gluten. Solo los pavos que están rellenados con stuffing tienen gluten. Otra vez, esto es una táctica de marketing.
  4. No hormones administered (Sin hormonas)- El uso de hormonas en la industria de aves está prohibido. Un pavo con una etiqueta “no hormones added” (no hormonas añadidas) no es diferente a un pavo sin la etiqueta.

Proyecto ONIE

Share:

Watermelon
Contact

Please click the link below to get in touch with a member of our staff.

Contact ONIE
Connect

Connect with us and share with your friends!

Peach