Vida Sana Blog

El arte de refrigerar los alimentos

El refrigerador es una excelente herramienta para conservar ingredientes y para almacenar sobras de alimentos. A veces, suele ser difícil saber que comidas se congelan mejor que otras. ONIE te brinda todos los detalles sobre cómo congelar las sobras y cuales alimentos se congelan bien.







Seguridad Alimenticia

Esta tabla de almacenamiento de alimentos te muestra cuánto tiempo se puede almacenar ciertas comidas en la nevera o en el refrigerador. En la sección de Preguntas Frecuentes acerca de la congelación y la seguridad de los alimentos también te ofrece información útil sobre este tema.


Qué alimentos puedes congelar:

No hay una respuesta específica de lo que puedes o no congelar. La comida pasa por muchos cambios una vez que se congela y descongela. La textura, el aspecto y el sabor cambian.

  • Algunos alimentos que se conservan bien al congelarlos incluyen: sopas o caldos, platos de arroz, carne cruda o mariscos, pan, galletas, tortillas, queso (rallado o entero), pesto, pasta de tomate, mantequilla, frijoles y pasta cocida, frutas frescas y vegetales.

  • Otros alimentos no deberían ser congelados, por ejemplo: huevos, salsas o cremas, lechuga, pepino o tomate (debido a su alto contenido de agua), crema agria, mayonesa o alimentos gritos.

Cómo congelar las sobras:

Para comenzar, separa las sobras que vas a consumir para evitar la descongelación y congelación constante de los alimentos. Los trozos de carne deben congelarse por separado. Los alimentos cocinados también deben estar separados en porciones que vas a consumir para que puedas calentar cuantas comidas necesites a la vez. Evitar el contacto con el aire es la clave para mantener los alimentos en buen estado. Embala los alimentos al vacío y elimina todo el aire (del envase o bolsa) que puedas para mantener la frescura y el buen aspecto de las sobras.  

 

 

 

Consejos para un refrigeracion exitosa!

  • Asegúrate que los alimentos que estás congelando se enfríen completamente antes de colocarlos en el refrigerador.

  • Cuando congeles frutas o albóndigas, colócalas en un papel para hornear antes de ponerlas en una bolsa para evitar que se peguen.

  • Etiqueta y escribe la fecha en los recipientes o bolsas donde estés congelando los alimentos. Esto te ayudará a recordar cuándo preparaste la comida.

  • No guardes muchas cosas en tu refrigerador. Asegúrate que haya espacio para que fluya el aire para ayudar a mantener la temperatura adecuada en el congelador.