Vida Sana Blog

Cómo hacer tu propio caldo


El caldo se puede usar para darle sabor a mucho tipo de comida como el arroz, frijoles y sopas. Muchos de nosotros lo compramos en la tienda, pero ¿sabías que es muy fácil prepararlo? Puedes prepararlo una o dos veces al mes guardando restos de vegetales en el congelador hasta que tengas suficiente. Cuando tengas bastantes restos de vegetales, ponlos a hervir en agua por 30 minutos o hasta que el caldo se vuelva transparente. Ya cocinado, cierne el caldo y después sepáralo en bandejas o bolsas plásticas y ponlo a congelar o si no úsalo pronto.

Ingredientes para hacer caldo de vegetales:

  • Ajo (incluso la piel)
  • Cebolla (incluso la piel)
  • Pimientos
  • Apio
  • Zanahoria
  • Repollo rizado
  • Hierbas (los tallos también)
  • Tomates

Estos ingredientes son una sugerencia. Puedes usar cualquier tipo de vegetal según tus preferencias. También se puede usar aquellos vegetales que se estén yendo a dañar, cortando las partes malas primero. No es necesario picar los vegetales finamente, aunque hacerlo ayudara a que se cocinen más rápido y que el caldo tenga más sabor.

Maneras de usar el caldo:

  • Hidratar arroz o frijoles (en vez de usar agua!)
  • Rehidratar restantes de comida en el microondas
  • Úsalo para hacer sopas, cacerolas y otro tipo de recetas que tengan caldo como ingrediente
  • Cuando estés cocinando vegetales y estos se estén pegando. ¡Añade caldo en vez de aceite!

Consejito de chef:

Puedes hacer caldo usando huesos de pollo, vaca o pernil. Este puede ser congelado y usado de la misma manera que el caldo de vegetales. Pero hay que tener en cuenta que la receta sabrá mejor cuando el caldo combine con el tipo de carne que esta use.